Día 6

siropeDomingo 6 de septiembre. Me tenían que haber llamado a mí para figurar en la portada de `Sirope´, porque yo en estos momentos me siento muy ligado a ese mejunje y además te bordo la cara de estreñido. No tendría que actuar, haría de mí mismo. Llevo desde el martes sin evacuar pero meando blanco como los boxeadores, tan de agua pura de manantial que es raro que Solán de Cabras no se anime a patrocinarme, aunque también admito ofertas de Bezoya o Cabreiroá, que yo no hago ascos.

Tengo la boca pastosa y hasta el agua me sabe a rayos fritos, aunque tengo cero hambre y cero ansiedad. Lo que sí me pasa es que suelo tener las manos y los pies congelados. Cuando creí haber iniciado mi luna de miel con el brebaje de arce de eso nada, monadas, sólo servirme el vaso y ya me dan náuseas y se violenta el reflujo gástrico. En fin, que estoy en 77.9, medio kilo menos que ayer. Oficialmente hoy es el día que dejo de ser un jodío obeso para ser un gordo-mierda a secas. Amadme.

Anuncios

31 pensamientos en “Día 6

  1. Curvitas

    Ya queda menossss. Una duda: ¿no tienes sueños con la comida? Es en serio. Quiero saber si tu cerebro hace que, dormido, sueñes con que estás comiendo…
    Soy curiosa, qué se le va a hacer.
    Besitos.

    Me gusta

    Responder
  2. Javi

    Fuck!! eres todo corazón tío!! No sé cómo aguantas. Tienes una voluntad que no te cabe en el pecho. Vas a por los diez días entonces? Cómo vas de fuerzas? tienes flojera o qué? cuéntame tu estado físico al margen del peso, es importante. Y recuerda, pasa de hacer la bici estos días, economiza energía. Espero tu respuesta.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Ni idea, tío, yo tampoco sé cómo aguanto, me estoy sorprendiendo a mí mismo. Afortunadamente el miércoles pongo fin a este disparate, te juro que nunca más. Ayer fue un día muy pero que muy jodido, el peor de todos. Esto te pone al borde del colapso, es una experiencia que no se parece a ninguna otra. En cuanto a la bici la hago, sí, pero a ritmo moderado, no me estoy matando.

      Me gusta

      Responder
      1. Javi

        Bien hecho. Ya no te digo más lo de la bici…cabezón!!! te comprendo bien, yo cuando la hice no aguante tanto y ya fue duro de cojones lo del dichoso sirope. Estos días atrás en los que hice 48 horas de ayuno tuve un poco de dolor de cabeza el segundo día por la tarde pero se me pasó en cuanto dejé de pensar en él y ya te digo que bien, y además me acordé de mi colega Rafi. En unos días me atreveré con 60 o 72 horas. Ánimo y no estaría de más que te vayas pidiendo hora en el médico para hacerte unos análisis post ayuno. Además piensa que cuando vuelvas a comer sería mejor que tomaras algo suave para que el cambio de rutina no sea a lo bestia, véase cremas de verduras o caldo de pollo con verduras y así. Cosas sanas para empezar. Tiempo tendrás para otro tipo de “papatorias”.

        Me gusta

  3. ceci

    LA verdad que es increible la bajada de peso, ojala que el costo no sea muy alto!
    Si hay algo en lo que tengo que felicitarte es en la constancia y como se dice acá, “mucho huevo!!!”

    Ya falta menos!!! Comienza la cuenta regresiva! =)

    Saludos

    Me gusta

    Responder
  4. "Montaña Rusa"

    Me alegra saber que después de mis exámenes vuelvo a leerte y tremenda noticia. Vas por buen camino,no desanimes. Sé que lo lograrás. Saludos y un abrazo enorme.

    Me gusta

    Responder
  5. karaidek

    Ese número que hace la diferencia se siente muy bien,lo digo porque ya pasé por eso.

    Es verdad, sólo para imaginar mejor el asunto…cuánto mides?

    Me gusta

    Responder
  6. Atenea

    Madre mía, me tiro unos días sin pasar a leerte y mira con lo que me encuentro. Tú estás locoooooooo (y no es pregunta, pero seguramente ya te lo habrá dicho demasiada gente). ¿Cuánto tiempo vas a seguir con ese sirope que se ve taaaan apetecible en las fotos?
    De todas formas, enhorabuena por toda esa pérdida. ¿Recuerdas que ambos nos peleábamos con el 8? ¡¡¡Ya lo hemos dejado atrás!!! Cuando dejes ese ayuno, ve implementando la comida sólida poco a poco y sigue comiendo bien porque tu cuerpo ahora se ha acostumbrado a no comer y luego puede ser peor… ¡así que cuidado, muchachito! (Parezco una abuelita y no paso de los 21cuasi22, qué triste).
    No te diré que estás loco, porque seguro que ya lo sabes jajaja.
    Ánimo con el potingue.
    ¡Un beso!

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Sí, tengo un soplo o me falta un hervor, pero no es de ahora, lo traigo de serie jajajaja. Pero ya digo que la siropelocura concluye este miércoles, estoy en la cuenta atrás. Ahora lo que me preocupa es cómo romper el ayuno de la mejor manera posible. Necesito tips para no recoger los kilos perdidos multiplicados por dos. Así que a ver cómo me lo monto.

      Me gusta

      Responder
  7. Noa

    Pues mi comentario va a ser casi idéntico al de Atenea, pero ¿cómo de crazy te has vuelto en el tiempo en el que he estado ausente? Jajaja, en fin, que probablemente sepas ya que no comparto los métodos, pero lo respeto. Yo también me volví crazy una vez e hice este ayuno, y la verdad es que por cuestiones de trabajo tuve que dejarlo, porque no podía más. La debilidad era ya demasiado (física me refiero, no con respecto a la comida). Además, la susodicha mezcla de agua con sirope me daban ganas de tirar el bloque de pisos a cabezazos, dicho sea de paso.
    Lo mismo digo aquí también: ve introduciendo la comida de a poco, primero con líquidos (zumos, caldos, cremas…), y luego ya muy de a poco los sólidos. Procura no dejarlo de repente porque con el efecto rebote que te produce, te va a dar la risilla, ¿sabes? Eso, que probablemente todo esto ya lo sepas, pero por si acaso, que no soy Ms. Regañinas por nada. ¡Un abrazo!

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      ¡Hola, Noa! Qué bueno saberte de regreso por estos lares. Te extrañé, so tunanta 🙂 Vaya par de locos estamos hechos, como putas cabras, te lo digo yo : P ¿Tienes algún menú de los que hicieras cuando rompiste el ayuno? No me gustaría `rebotar´ a lo loco, aunque supongo que es inevitable coger al menos un par de kilos, ¿no? En fin, son tantas las dudas…

      Me gusta

      Responder
      1. Noa

        La verdad que no, yo recuerdo que intenté empezar tomando zumos, sobre todo de naranja, pero el ansia viva finalmente me pudo, y pasé a comer normal. Obviamente recuperé todo lo perdido (que no fue tanto como tú), por eso te digo lo de la progresividad.
        “So tunanta”, jajaja, siempre me sorprende tu vanguardismo lingüístico.

        Me gusta

  8. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

    No te preocupes, Noa, y gracias de todas formas, ya más o menos sé cómo lo voy a hacer. Estaré a base de zumos y licuados para ya el cuarto día o así meter algo de carne y similar, aunque hasta el jueves que empieza mi vida normal seguiré informándome.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s