Día 9

Miércoles 9 de septiembre. Me encuentro normal y corriente, nada destacable a excepción de punzadas estomacales intermitentes más molestas que dolorosas. El cuerpo pide manduca, quiere volver al comercio y al bebercio. Yo resisto firme sin demasiado esfuerzo porque esto ya son habas contadas. Y eso que mi entorno no me lo pone nada fácil para sobrellevar este calvario. Mirad, mirad ahí abajo.

20150908_145105_LLS¿Qué os parece lo que se mete mi padre entre pecho y espalda delante de mis narices? Nada menos que un huevo frito acompañado de unas patatas y unas lonchas de beicon tan brillantes que podrían engrasar los ejes del autobús oficial de la selección. Pero puede permitírselo. Mi padre es un junco que gasta una 40 de pantalón. Ya podría yo haber heredado algo. En otro orden de cosas, he aparcado el reto de la bici hasta que salga de esta movida y recupere pulsión muscular. He forzado hasta donde he podido, pero no, no soy un Superman, sólo un hombre muy normal que te quiere enamorar, que diría Busta. A todo esto peso 76.7, doscientos grametes menos que ayer. Esto ya no da para más. Hoy termina la tortura, mañana os la narro.

Anuncios

24 pensamientos en “Día 9

  1. Daniela

    Pues a mi me parece admirable que hayas estado ayunando tanto tiempo.
    Mi consejo es que si retomas el comer “normal”, aunque lo hagas mañana debes programarlo; busca comida que te guste y que sea lo más sana posible, asi evitas los atracones. Por ejemplo, bissca postres ligh, si te gusta lo dulce, jejeje. Yo creo que volver del ayuno comiendo solo verduras solo incrementa la ansiedad, es mejor programar algoas rico sano y equilibrado.
    Vamos que se puede!
    Mucha suerte!!

    Me gusta

    Responder
  2. karaidek

    Me da envidia lo que come tu padre. Si yo comiera eso hoy, mañana peso 300kg más!
    Por cierto, tus padres saben de tu ayuno? O pretendes no tener hambre?

    Me gusta

    Responder
      1. karaidek

        Jaja hoy me acordé de tí! A eso de las seis de la tarde ya tenía mucha hambre y estaba viendo todo lento y me estaba poniendo impaciente…y eso que sólo tenía unas horas sin comer!

        Me gusta

  3. Noa

    A ver, no me regañes, pero eso quiere decir que te queda hoy y ya está, ¿no? Mañana jueves eres ya libre, ¿verdad? ¡Pues hala! A aguantar estas últimas horas malditas como un campeón. Tengo ganas de que nos cuentes cómo vuelves a la normalidad, ¡aquí estaremos para apoyarte! Y recuerda, ¡zumo de naranja y de cosas para la vuelta! Besos. 😉

    Me gusta

    Responder
  4. Maria

    Hola amiguito jajajaj tremenda tenracion que te pones y uno que tambien se.antoja, pero que resultado mas favorable has tenido woaaaau 76 kilos es.increible, solo recuerda no recuperarlos tanto esfurzo seria en vano, trata de ingerir alimento poco a poco para que tu estomago se acostubre al cambio q tubiste, nada de grasas azucares, harinas y frituras felicidaes por tu reto cumplido. Besitossss

    Me gusta

    Responder
  5. karaidek

    Hola, estaba respondiendo a tu comentario en mi entrada y de repente (no sé qué hice) que desaparecieron tanto tu comentario como mi respuesta!
    Una disculpa, no fue adrede. Entonces te respondo por aquí, aunque me salga d tema de la gordura (aunque todavía me falta bastante por perder en ese tema jajaja)

    Te decía que así es, yo soy la eterna inconforme y si me hubiera tocado la otra cara de la moneda, es muy probable que hiciera todo lo posible por ser de la manera en que soy yo en este momento!
    Es por ello que desde siempre me he mantenido al margen. Puedo contemplar el agua, mojar los pies y hasta tal vez algún día nadar un poco…pero nunca meterme a mar abierto y menos durante la tormenta. Espero haber hecho una metáfora con sentido. Si no, pues buscaré otro empleo. Ah no, que no trabajo…en fin! Bonita semana 🙂

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Así que boicoteándome los comentarios, ¿eh? Vaya, vaya, vaya : P Tu metáfora se entiende a las mil maravillas, es muy plástica. No obstante yo te recomendaría que de vez en cuando te dejaras voltear por las olas, sólo así se aprende a surfear. Vaya día de metáforas nos ha salido hoy jajajajaja 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s