Seis meses después

20151118_112343_LLS

Miércoles 18 de noviembre. Hace seis meses que nació Mi vida gorda, en un momento singular de mi vida. Hoy resulta bastante fácil volver la vista atrás y contemplar el camino recorrido, gratificante aunque no exento de dificultades. Pero este blog sólo es posible cuando comprendemos que se trata de una tarea colectiva en la que las individualidades sólo cuentan y adquieren valor en la medida en que establecen una relación cómplice entre ellas. Así que gracias, gracias por vuestra lealtad, por vuestro aliento que imprime sentido a todo esto. Sin vuestro apoyo este proyecto no hubiera sobrevivido. A todos, gracias.

P.D. Quería escribir este post para compartir con vosotros que hoy he perdido de vista el número ocho en la báscula, aunque todavía estoy a casi dos kilos de abandonar la obesidad para abrazar el sobrepeso… pero ya me queda muy poquito. Quería dar mucho ánimo a la gente que esté luchando contra sus kilos de más o que quiera hacerlo pero no vea el momento. Sólo os diré que merece la pena. La fotografía que encabeza estas líneas no es porque tenga acciones en Lauki, sino para ilustrar el peso que llevo perdido. Casi nueve kilos en seis meses (de 88.4 a 79.9). ¡Ocho cartones de leche! ¿Imagináis qué significa moverme ahora, subir escaleras, caminar, agacharme para atarme los cordones, sin ocho cartones de leche a cuestas? Eso no lo paga el dinero. Os animo a que nunca os rindáis, porque como decía el negro: “Yes, we can”.

Anuncios

14 pensamientos en “Seis meses después

  1. Amelia

    Ehhhh, que he podido entrar!!!
    Va a ser que ahora estoy con un cable en vez de la wifi… a ver si es eso…

    Felicidades por la pérdida de peso. No sé qué os pasa a los tíos que esto de las dietas lo lleváis con más tesón que nosotras (qué rabia envidiosa-correosa me das, ja ja ja y recuack!)

    Un besote y a seguir 😀

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      ¡Al fin, Meli! : D Qué gustazo volver a leerte por aquí. Gracias por tus palabras. No sé si será tesón o qué sé yo, pero lo cierto es que el ayuno y mi posterior resurrección me hizo cambiar el chip. Queda trecho pero me veo con fuerzas, que es lo capital jejeje

      Me gusta

      Responder
  2. Enamorana

    Cuando está en numeros uno no lo nota, pero es peso en nuestro cuerpo, es volumen, es real. Porque esos 8 casi nueve no vuelvan mas y que los demás que faltan sean para tu salud y realizacion personal!!!

    Feliz de ser parte de tu comite de apoyo jeje

    Besos!

    Me gusta

    Responder
  3. La Hobbita

    Uys! Yo te entiendo pero desde el otro lado! Con el embarazo llevo 6 kg ganados (que no son muchos y me felicitan los médicos) pero…. ufff, como lo noto a la hora de subir escaleras! Llego a mi casa y me queman los cuádriceps como si me hubiera matado en el gimnasio! Así que sigue así, perdiendo poquito a poco, despacito y con salud para conseguir una vida más sana.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Hobbita, cuánto gusto, un placer tenerte por aquí. Tu subida de peso es por una buena causa, así que se te permite 😉 ¡Enhorabuena por el regalo que está por venir! Vas a ser una mamá fenómena. Mis mejores deseos : )

      Me gusta

      Responder
  4. Ceci

    Felicitaciones Rafi!!!
    Es increible cuando uno logra visualizar en volumen de lo que uno perdió…

    Muchas felicidades en serio, fuimos testigos de las idas y vueltas! =)

    A seguir!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s