La forja del héroe

Still-8

Martes 26 de enero. Estar gordo es una forma de ser y de estar en el mundo. Te condiciona. En el colegio eres la bola de sebo que jode todas las fotos de grupo, en la Universidad no te queda otra que asumir el papel de gracioso sólo para comprobar cómo las chicas siempre se van con otro que no eres tú, y ya en la oficina eres ese tipo bonachón al que los trajes le quedan como caídos de un quinto piso. Es la forja del héroe.

Si sólo fuéramos gordos el problema no sería tan grave, el verdadero drama es que también desarrollamos mentalidad de gordo, o sea, mentalidad de perdedor, de desubicado, de tío que no encaja. Tú mismo eres tu trampa. Como estás gordo no haces eso que te mueres de ganas por hacer: no sales a bailar, no te postulas para un trabajo, no te acercas a la chica. Pensamos que para qué, para qué intentarlo si no saldrá bien. Pensamos que no nos merecemos que nos pasen cosas buenas. Pero estamos equivocados.

Somos héroes, pero no de esa clase de héroes que nunca fallan, no. Yo amo la imperfección, la falibilidad. A mí me gustan los héroes que refunfuñan, que tropiezan y que se caen… sólo para levantarse con más fuerza, aquellos que pelean, que sudan y que pierden todas las batallas para ganar in extremis la guerra. Esa es la clase de heroísmo que a mí me gusta, la que se parece a mí.

Anuncios

20 pensamientos en “La forja del héroe

  1. Enamorana

    Cada letra que escribes dice una verdad en este post, wow, sólo en los ultimos 3 de los 30 años de mi vida he entendido que no puedo andar por ahi disculpandome por existir, pero sin duda todavia me pasa que mi masa corporal se mete en el medio de mis metas y mis deseos…

    Hay que pelear!

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Todo está en la mente, Enamorana. Es un tópico pero es así. Nuestro peor adversario somos nosotros mismos, es algo irracional que viene de muy atrás. No es fácil cambiar los corsés mentales, pero hay que intentarlo y conseguir nuestra mejor versión.

      Me gusta

      Responder
  2. Gaia Andre

    yo creo que no debemos dejar que nada nos detenga, hacer lo que nos hace felices o lo que queramos :3 espero saber pronto de ti :3 mucho animo que dejaras de estar gordo pronto, lo se

    Me gusta

    Responder
  3. Noa

    Eso es lo peor, que, a pesar de que la sociedad es la que impone el modelo, somos nosotros los que lo asumimos y lo interiorizamos agachando la cabeza. Si bien es verdad que todos conocemos los perjuicios que pueden ocasionar tener sobrepeso, todo el mundo debería tener derecho a sentirse bien con uno mismo sin que estén continuamente atacándole y echándole piedras desde afuera.
    Por cierto, hola, pasaba a leerte. 🙂
    Qué bien te veo con lo del gimnasio, ¡me alegro mucho! Ahora que estás con eso a tope no creo que debería preocuparte tanto el peso sino más bien el volumen. Ya sabes el rollo, el músculo pesa más que la grasa y blablabla. Aquí te dejo una ilustración, que yo soy muy ilustrativa (no soy yo, pero me gustaría, para qué te voy a engañar): http://dicktalens.com/wp-content/uploads/2014/07/weight-before-after.jpg
    Hala, ahí el consejo del día de saber vivir.
    Te sigo leyendo.
    Beso y ánimo.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      La de la foto está muy buenorra, pero tú no te quedas atrás, Noa 😉 (con permiso de nuestros `parientes´ xD) Ya extrañaba tus palabras por aquí, siempre es un gusto leerte y saber de ti. En breve trataré de pasarme por tu blog, es que ando bastante pillado de tiempo. Un abrazo de los fuertes 🙂

      Me gusta

      Responder
  4. EnPocasPalabras99

    Es más gratificante conseguir algo después de haberlo peleado que si te “cae del cielo”. Y es verdad que muchas veces somos nosotros nuestra propia barrera, ¡cómo si no tuviésemos suficiente con las que nos implanta la sociedad! Cada persona vale oro, independientemente de sea gordo, flaco, alto, bajo… así que hay que pensarlo de verdad. ¡ánimo!
    ¡Saludos!

    Me gusta

    Responder
  5. Daniela "La Luchadora"

    Entonces yo también soy una Heroína, que se cae, se levanta y sigue luchando!! Jeje… Qué buen escrito, podría decir más sobre el tema del peso en la sociedad, pero mejor concentrarse en lo mejor: el heroismo del cual hablas.
    Oie… Por favor, podrías mostrar tu foto con Osmin en la próxima entrada??? Por favor… Si no se puede tampoco hay lío, pero me sacarías una enorme y gran sonrisa, amigo.
    Esta entrada me gusto mucho. Sigue adelante con el entrenamiento!
    Ciao.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Por supuesto que eres una heroína, Daniela. ¿Acaso lo dudabas? `Bitácora de una luchadora´, ya sabes 😉 Miraré a ver si encuentro la foto con Osmin, creo recordar que la tengo en un disco duro externo. En cualquier caso no voy a mostrar mi rostro aquí, quiero conservar el anonimato para poder escribir con libertad. De encontrarla, te la mandaría a ti. Un besote :***

      Me gusta

      Responder
  6. kunamg

    A veces somos nuestro peor enemigo o crítico… pero el entorno impone reglas o estereotipos q nos hacen caer. Por eso hay q sacar el lado héroe q llevamos dentro! 😘😘

    Me gusta

    Responder
  7. Pili

    Una gran reflexión, me ha gustado mucho.
    Sigue, continúa, tienes una gran energía, lo vas a conseguir.

    ¿Método Osmin? Lo he tenido que buscar, no miro la tele y no estoy al día. Definitivamente, ese tío me da miedito. Yo soy más de Carlos Arguiñano (con chistes malos incluidos).

    Un abrazo fuertote.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s