Esto marcha

vs dead chris john ign

Viernes 29 de enero. Que yo recuerde llevo toda mi vida a dieta, yendo y viniendo entre el éxito y el fracaso, inmerso en un bucle que todos nosotros conocemos muy bien. Puede que estar gordo sea un fracaso de la voluntad quizá acompañado de una mala jugada de la genética, pero la buena noticia es que con entrega y algo de paciencia podemos romper esa baraja y hacernos con una mano ganadora; con entrega, paciencia y desterrando la palabra `dieta´ de nuestro vocabulario. Se trata de cambiar de hábitos, de adoptar justo el estilo de vida contrario del que nos condujo hasta aquí. Y yo lo estoy haciendo sin prisas, sin pensar que estoy a régimen, dejando que mi fuerza de voluntad se despliegue a su antojo, evitando que se desfonde antes de llegar a la meta. Desde mayo he perdido 12 kilos con 100 gramos, he pasado de 88.4 a 76.3. Han sido ocho meses de renuncias, de resbalones sin importancia y caídas estrepitosas, y también de victorias pírricas y éxitos rotundos que me llenan de orgullo. Estoy en el ecuador de la carrera, a once kilos de mi peso ideal. Sé que voy a poder, pero también sé que seguirá siendo un camino áspero, que la báscula no me va a regalar ni un kilo, que voy a tener que pelear gramo por gramo. Y eso es justo lo que quiero, justo lo que me pone berraco: que la vida me pruebe y ganarle el pulso.

Anuncios

12 pensamientos en “Esto marcha

  1. Noa

    ¡Pues eso! ¡Tanta dieta milagro, tanta cosa! No nos damos ya cuenta del significado que ha tomado hoy en día la palabra “dieta”, ese de ‘dícese del periodo de tiempo en el que te matas a comer lechuga hasta verte divino/a de la muerte, para entonces poder volver sin temor a las hamburguesas y bollos diarios, porque ahora como ya eres delgado/a y molongo/a, y ya no hace falta que comas más lechuga en tu vida’. Y de eso hay que huir como alma que lleva el diablo. En esto del peso lo más sensato en mi opinión es hacer las cosas despacito y con buena letra (anda que no te di la lata con esto con tu sirope-aventura), y me alegra mucho verte así. 😀
    Un besote. :*

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Calla, calla, no me recuerdes lo del sirope. Aquello fue buscar un atajo suicida que a la larga no fue atajo tampoco, como bien se me advirtió. Pero cabezota que es uno, hasta que no me estrello yo solito no hay nada que los demás podáis hacer ^^! Un besote, Noa :***

      Me gusta

      Responder
  2. Curvitas

    12 kilos en 8 meses es un balance más que positivo. Te pierde tu cabeza, pero también es ella la que te salva.
    Sigues atajos suicidas, pero no te quedas en ellos, sino que sabes volver al camino saludable, al ejercicio con diosas y a las comidas de reyes (las perdices con lechuga y todo eso…)
    Te deseo lo mejor y lo tendrás, porque estás luchando por conseguirlo.
    Un abrazo, Rafi.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      “Te pierde tu cabeza, pero también es ella la que te salva”. Me ha gustado mucho esto que dices, creo que no puede ser más verdad. En esas pocas palabras se concentra todo esto, de eso va esta batalla.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s