Ombligándome a ser mejor

buton

Viernes 15 de julio. Ya no hace falta comprarse un mono para no aburrirse: basta con tener Instagram. Por esta red social corre ya el penúltimo desafío… y digo penúltimo porque para cuando yo quiera escribir estas líneas es muy posible que ya esté en marcha alguna que otra soplapollez soplada de vidrio. El `tontorreto´ en sí responde al nombre de #bellybuttonchallenge y consiste en tocarte el ombligo mientras pasas el brazo por detrás de la espalda, como hace la chinorri de la foto. Ya os digo que yo no puedo porque soy de brazo corto. Ehem…

P.D. Y ahora dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que hoy cumplo 100 entradas y lo hago con mi peso más bajo (74.7, 600 gramos menos que la semana pasada), y la mala es que no lo celebraré haciendo un `pacoleón´. Haber espabilado. Así que ajo… que es muy bueno para la circulación.

Anuncios

15 pensamientos en “Ombligándome a ser mejor

  1. Javi

    Bieeeen! Tienes mucha razón con lo de Instagram, hay cada movida que flipas. Por cierto, he intentado tocarme el ombligo y mucho mejor por delante oye, que por la espalda casi me desencajo el hombro.
    Yo llevo unos días estancado y sin ganas. Saludos.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Estar “sin ganas” es casi el estado natural de los que estamos a dieta, Javi, pero no dejes que eso te haga retroceder. Es fundamental que cuando no avanzamos tampoco vayamos para atrás. Así que estáncate si eso es lo que toca ahora… y ánimo para cuando salgas del stand by. Esto no podrá con nosotros 😉

      Me gusta

      Responder
  2. Pili

    OlLEEEEEEEE, muchas felicidades por las 100 entradas y por estar ya en 74 quilitos de nada. Te admiro.

    A mí también me sale mejor tocarme el ombligo por delante, jajaja. Yo creo que hace mucho la flexibilidad que tengas, eso también tiene que ser difícil de hacer para la gente delgada, no?

    Se ponen de moda unas cosas que miedo me da cuando mi hija tenga unos años más. Ella tiene una estructura fuerte, como yo y, aunque sabemos que será preciosa (como ahora), ya veremos lo que dicen las modas.

    Hasta pronto!!

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      A mí siempre me han caído en gracia las mujeres digamos rotundas, aunque realmente no tengo ningún prototipo de mujer. Me gustan tanto las que rebañan como aquellas otras que se dejan el postre sin tocar, porque así me lo como yo jajajaja. Tu hija es y será preciosa, y si da con el hombre adecuado él dará fe cual notario jejeje

      Me gusta

      Responder
  3. Amelia

    Al menos uno que hace un blog de perder peso y pierde peso… ¡felicidades!, yo misma llevo más de 600 entradas y no hay manera, juas.

    Lo del ombligo… bueno, hay idiotas de todo tipo: los del hueco entre las piernas, los del hueco entre los huesos de la cadera…

    La pregunta es: ¿pa qué hay que tocarse el ombligo??? a mí me da grima, así que ni por delante ni por detrás. Hala.

    Besotes 😀

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Ya advertí que quiero hacer de este blog una historia de éxito, me lleve el tiempo que me lleve. Quiero que cuando acabe todo esto, tantas renuncias y sacrificios, quede aquí el mensaje de que no fue en balde y que valió la pena.

      Me gusta

      Responder
  4. Pingback: El camino equivocado | MI VIDA GORDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s