Día 8

ascetaMartes 8 de septiembre. No giñar durante una semana imprime carácter. Y el mío es manifiestamente mejorable. Estoy irascible y salto a la mínima, así que mejor no cruzarse conmigo en la misma acera. Me duele el estómago y noto cierta descoordinación en mis movimientos: mi cerebro manda órdenes pero yo me las paso por el forro. Soy como el borracho que no atina a meter la llave en la cerradura. Pero no es de eso de lo que os quería hablar.

Estos días me están sirviendo por encima de todo para conectar con mi yo más íntimo. Y conste que no voy de asceta ni me he fumado nada. Sólo digo que ni os imagináis la cantidad de cosas que tapamos con la comida, lo poco que nos conocemos. Yo he hablado hasta con el gotelé de la pared. Muchas veces me he sentido como Tom Hanks en `Náufrago´. No le he pintado unos ojitos a la sandía no sé por qué. Es lo que tiene la vida monacal a que te obliga el ayuno. Por lo demás, hoy peso 76.9, seiscientos gramos menos que ayer, aunque eso a estas alturas ya me la repampinfla. Tacho las horas que me quedan como una condena.

Anuncios

29 pensamientos en “Día 8

  1. Oscar

    Bueno, cuando acabes estarás en unos 76 más o menos, y no está nada mal. Espero que tus siguientes pasos vayan por el camino de la consecución de tu objetivo de una manera más sana para tu cuerpo. Un abrazo Rafi

    Me gusta

    Responder
  2. Curvitas

    Yujuuuu, la famosa camisa ya entra; por cierto, es muy bonita e irás hecho un pincel.
    Me alegro de que esté acabando esto ya, de verdad, aunque supongo que tú más :p
    Leí por ahí, después de que te viera con esto del ayuno, que primero hay que tomar zumos naturales; luego fruta y verdura; pescado a la plancha y blablabla.
    Lástima que perdiera la página porque era muy interesante. Trataré de localizarla para pasártela.
    Un abrazo grande, pero no muy apretado, que te me caes vivo (por la debilidad que llevas encima)

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Hola, Curvi, maciza 😉 Sí, ya ando bastante informado sobre cómo romper el ayuno. Por poco que sea me va a saber a gloria. ¡Qué ganas por Dios! Se me van a saltar hasta las lágrimas jajajajaja. Si encuentras esa página no dudes en facilitármela, please, toda orientación es bienvenida. Después de abrazarme no me sueltes si no es en un sillón, no sea me desplome 😛

      Me gusta

      Responder
  3. Javi

    Prueba a hacer unos minutos de meditación. Busca en ivoox.com los podcast de meditación de Homo Mínimus y verás como te viene bien. Eso te ayudará a desconectar y quizá te afloje un poco la mala ostia. Es muy importante lo de controlar lo que vayas a comer en la vuelta a la normalidad como te decía Pili ayer y como te dije anteayer. Vete preparando ese tema para cuando llegue el momento no te vayas a comer cualquier cosa que pilles.
    Ya estás ahí en la recta final. Tú mejor que nadie sabe cómo estás pero vigila tío, aquí no tienes ya nada que demostrar y yo creo que ya has conseguido superar las expectativas. Pero entiendo que ahora ya es un reto personal el terminar y llegar a meta. Inquebrantable sí señor.
    Ahí te pego un enlace con la alimentación que recomienda la propia web del sirope, esa marca es la que usé yo cuando lo hice. Ya verás que te vas a saturar con cuatro bocados. Un abrazo enorme hermano.

    http://www.siropedesavia.net/propiedades.html

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Ya conocía a Homo Mínimus desde hace dos años, estoy al tanto de sus correrías jejeje. Como bien dices esto ya entra en el terreno de lo personal, resisto por amor propio, es lo que me mantiene en pie. Mañana es el último día, último sprint. Supongo que las horas se me harán de chicle, todavía más, pero no he llegado hasta aquí para abandonar ahora. Gracias por los tips post-ayuno. Entre unos y otros me ayudáis a confeccionar mi vuelta a la normalidad : )

      Me gusta

      Responder
  4. Daniela

    Ayuno. En serio no comes nada? Quizas frutas y verduras no estaría mal; además de leche, ello te fortalecería.
    Comprendo lo qie dices acerca de las cosas que tapamos con la comida, yo estoy descubriendo todo lo qie ahogaba con el hambre.
    Suerte y q te vaya re bien!

    Me gusta

    Responder
  5. Noa

    Pasado mañana acaba la pesadilla, ¡vamos allá! Tú escribe todos los días, que sepamos que sigues vivito y coleando, y si tienes que convertir el blog en tu particular “Wilson”, lo entenderemos. 😀 Ya eres todo un campeón. 😉

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      Mañana, Noa, mañana acaba, no me pongas ni un día de más jajajajaja Aunque mañana saldrá el post `Día 9´ yo ya iré por el día 10 y último, puesto que narro a día pasado y llevo en ayuno desde el 31 de agosto inclusive.
      P.D. ¿Qué es eso de Wilson?

      Me gusta

      Responder
  6. Pili

    Aixxxxxxxxxxx, por qué no me hiciste caso con lo del laxante suave (el plantaben es perfecto), sin evacuar no limpias el tubo digestivo. Te aseguro que las veces que hice este ayuno cada día iba al lavabo gracias al laxante. Lo de que te encuentres mal… no sé, a mí no me pasó, eso sí, tuve algo de insomnio algunos días y por las tardes estaba chafada. Pero hice vida normal, sin demasiado ejercicio, de tranquis.

    Por cierto, esta mañana he pasado por una de las tiendas de dietética del barrio y tenían el sirope de oferta, jajaja. La limpieza post-vacacional. Ahora que me acuerdo… este tipo de limpieza es mejor hacerla cuando no hace calor. Lo ideal es en primavera, el otoño tampoco va mal.

    Lo de conectar con el yo es cierto. Tienes mucho más tiempo libre, no hay que cocinar, procuras que no se te pase la hora del brebaje para no encontrarte mal después, estás más por ti.

    Una cosa que me pasaba a mí era que cuando volvía a comer algo sólido, sobretodo después del platito de arroz con verduritas, me encontaba muy bien y con mucha energía. En ningún momento me dolió la barriga y toleré muy bien lo sólido. Ya verás lo bien que sienta volver a comer, aunque sea un plato de acelgas.

    Un beso y hasta mañana

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      No es por no hacerte caso Pili, pero ya digo que no creo que se trate de estreñimiento, y paso de agredir más al cuerpo con más productos. Mal, mal, no me encuentro, es como una sombra de cansancio permanente, muy molesta eso sí. Pero en menos de 24 horas empezaré a dejar toda esta mierda atrás. Que esto de conectar con el yo está muy bonito pero como que no, que como broma ya está bien jajajaja

      Me gusta

      Responder
  7. karaidek

    De verdad que eres resistente! Yo apenas paso unas horas sin comer y ya ando toda sin coordinar y de mal humor. A tí te tomó 8 días lo que a mí me toman horas jajajaja.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s