Reflexiones de un Homer de la vida

Hpmer gordo

Viernes 1 de julio. Perder peso es un reto que a veces me colapsa por su magnitud, un objetivo que oscila entre la plena dedicación y el diletantismo más feroz, en un contexto además donde la globalización ética dictamina que el gordo es un fallo en el sistema, un trozo de chapapote entre los corales, un suicida en la casa de la pradera. Aunque yo prefiero considerarme un antihéroe que vive a remolque de la esperanza, siempre a un paso del llanto y a otro de la sonrisa.

Mi oscuridad de hace un año clamaba a gritos algo de luz. Por eso abrí este blog en mayo de 2015, a esa hora en la que los bares ya están cerrados y todos tus amigos duermen y no puedes contarles lo mal que te va. Entonces encontré aquí mi refugio, mi capilla, mi tabla para salir de mi situación de incapacidad o indefensión en la que me encontraba por errores propios. No acepté la sumisión como estrategia de supervivencia, que hubiera sido lo más fácil, lo más cómodo, aquello que hace cualquiera que vive su vida como si todo le sucediera a otro. Yo aposté por la rebelión y aquí estoy: 99 entradas después y 13 kilos menos (de 88.4 a 75).

No os diré que ha sido fácil, porque yo no vengo aquí a contaros cuentos de príncipes y princesas débiles, dependientes y de dudosa inteligencia, no. Sólo quiero dejaros claro que si queréis algo de veras vais a tener que hacerlo vosotros mismos, cada uno por un camino distinto, para que al final todos podamos encontrarnos en la meta, en nuestra Ítaca del normopeso, en El Dorado de nuestro bienestar. Si nos sentimos fuera de lugar, si hemos perdido la fe en nuestra propia existencia, si hasta la sombra parece que nos quema, es hora ya de apostar fuerte y saltar la banca. O volvemos a casa millonarios o habremos perdido aquí hasta la camisa y todo para nada. Hagan juego, señores.

Anuncios

15 pensamientos en “Reflexiones de un Homer de la vida

  1. Lady Cúrcuma

    Subscribo el primer párrafo! me leíste la mente?:)
    Bueno, pues en la entrada número 100 ya sabes, fiestorro!! algo especial. Por ello y por esos 13 kilos y pico perdidos. No todos podemos decirlo!.

    Me gusta

    Responder
  2. Amelia

    Jo, cuánto me alegro por ti. En 99 entradas has conseguido mogollón de cosas. Yo llevo más de 600 y estoy más gorda que al principio. ¿Será que no lo quiero de verdad??? no, no puede ser eso… uf, no sé…

    Pero tienes toda la razón, no va a venir nadie a adelgazarnos, tenemos que hacerlo cada uno y cada cual…

    Un besazo.

    Me gusta

    Responder
    1. Un gordo cualquiera Autor de la entrada

      No te me vengas abajo, ¿eh, Amelia? Haz lo que puedas y márcate metas volantes, que a la gran meta sólo se puede llegar así, de a poquito. Arriba ese espíritu y a “darlo todo por un sueño”, como en OT : P

      Me gusta

      Responder
  3. Pili

    Nuestro antihéroe nos está dando una lección de perseverancia. Sabemos que has pasado momentos difíciles en tu camino y siempre consigues levantarte. Además, nos ayudas con tus entradas, nos haces reflexionar y hasta en ocasiones nos motivas.

    GRACIAS. MUCHÍSIMAS GRACIAS.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s